Saltar al contenido

Agapornis Nigrigenis

Agapornis nigrigenis

El Agapornis Nigrigenis pertenece a las variedades más extrañas de este tipo. Se le llama agapornis mejillas negras, aunque en algunos países hispanoparlantes también se le ha bautizado como el inseparable cachetón.

¿Cuál es su crónica?

A inicios del siglo XX, en 1904, fue introducido en Zambia por el Dr. Kirkman, quien la nombró Agapornis Nigrigenis por las mejillas negras que caracterizan a esta ave. Comúnmente se confunden con personatus y no tiene relación con un pájaro que es muy fácil de hallar.

Algunas características muy extrañas del Agapornis Nigrigenis

Aunque numerosos comunican que se puede confundir con el Agapornis Personada, la verdad es que es muy fácil distinguirse del resto de pájaros de este tipo. Por ejemplo cosas, su tamaño alrededor de los 13,5 cm se encuentra dentro de los más pequeños de la clase, aunque algunos ejemplares alcanzaron los 14 cm.

La tonalidad de la frente y la cabeza es de color marrón óxido, en tanto que las mejillas detallan un tono más oscuro que forma la base de su nombre. Su cuello es de color naranja, en tanto que las alas son de color verde oscuro profundo y el radical negro.

Según una regla establecida, su cuerpo tiene un tono verde más claro en las alas que en el vientre. Su anillo ocular es blanco, en tanto que su pico es de un tono rojizo chato y sus patas son grises.

La edad de un Agapornis Nigrigenis es fácil de entender por el sonido de su pico, que es anaranjado cuando es joven. No obstante, no es tan fácil distinguirlo de la hembra, dado que no muestra dimorfismo sexual. Para comprender el sexo, hay que fijarse en los huesos pélvicos, que están más separados en la mujer.

Hay algunas variedades mutadas de esta raza que detallan amarillos de color azul en todo el cuerpo, pero la original es verde.

Criarlo, ¿Cómo se hace?

Además de evaluar una diversidad que es muy difícil de hallar, no es del todo irrealizable y hay algunas tiendas de confección que las venden. Además, su personaje es muy alcanzable, desgraciadamente no es tan buen compañero como el Reoseicollis o el Fischeri, pero tiene la virtud de que no proporciona tanto miedo como el Personado. En la jaula da igual que haya otras aves, y no es requisito que los agapornis sean de la misma raza. Entonces, no debe seguir estando en un aviario grande con otras aves.

El Agapornis Nigrigenis es un ave que se alimenta primordialmente de semillas como maíz, sorgo y mijo. Entonces, es bueno prestar comer una combinación de estas semillas. También le agrada comer verduras, como la lechuga, mientras la pican. Para llenar su dieta, es bueno darle larvas de insectos que están en el suelo para que él mismo logre cazarlas.

Su jaula debe tener por lo menos 60 x 40 x 80 centímetros, dado que hablamos de un ave al que le agrada bastante volar y requiere bastante espacio para desplazarse en la situación donde no se le deja salir de la jaula. La distancia entre las barras no debe exceder un centímetro para que no logre meter la cabeza entre las barras.

No es un pájaro que requiera cuidados destacables, pero están muy limpios, por lo cual la jaula debe limpiarse con mucha continuidad. Hay que tener precaución de no ubicar perchas cerca de los comederos o bebederos, dado que tienen la aptitud de llenarlos con sus excrementos.

Entradas relacionadas