Saltar al contenido

Carrier

Carrier

Antes, los teléfonos móviles o el correo electrónico no se utilizaban para estar comunicado. Recurrieron a eso que se conocía como palomas mensajeras cuando tenían que dar un mensaje considerable. Y dentro de este rango, uno de los más destacables fue el Carrier.

¿De dónde viene su nombre Carrier?

De hecho, la razón por la que a esta clase se la conoce como «Portadora o Carrier» es porque fueron usados como portadores de mensajes. Este término también podría traducirse como «cartero».

Una raza de paloma que fue criada y elegida como paloma mensajera. Pero, hoy en día, forma parte del grupo de las llamadas palomas calculadoras, por lo general destinadas a la exhibición.

¿Cómo se ve este Loro Carrier?

Son pájaros de figura esbelta, con una posición muy imponente. Tienen la posibilidad de medir hasta 25-30 cm de longitud y pesar 250 gramos.

De carácter por lo general nervioso, luce por tener una enorme masa carnosa en el pico. Es apreciado por todos los criadores, y muy abundante. Hay una extensa diversidad de colores, aunque el más común es el negro, siendo la región del anillo acular un blanco cremoso.

Su cola es muy extendida y pronunciada, del mismo modo que sus patas rojizas. No se ha preciso el dimorfismo sexual en la clase.

¿Es para todos los criadores?

Aunque es una clase muy valorada por los criadores, no todo el planeta está listo para proteger de una paloma mensajera mejor conocida cómo Carrier.

Gracias a la carúncula nasal de su pico, necesita unos cuidados muy específicos, y que solo esos que ya tienen vivencia haciendo un trabajo con algunas especies de aves semejantes tienen la posibilidad de ofrecerle. Además, es un ave de muy carácter, por lo cual no es positivo que esté con otras aves, aunque sean de la misma clase.

Esto no significa que no se lleve bien con otras aves, pero tiende a ser de carácter muy violento. Quizás su más grande interesante es que es un ave de rápido estudio. Inclusive hoy en día algunos siguen utilizándolo como pájaro mensaje.

Aunque su reproducción no se ve ser un inconveniente, puede serlo para proteger a las crías. Las portadoras no tienden a ser excelentes mamás, gracias a su figura más bien esbelta tienen la posibilidad de tener inconvenientes para dar de comer a sus crías. Entonces, es aconsejable usar una partera. Este no es siempre la situación, pero probablemente haya inconvenientes para dar de comer a las crías.

Su dieta se apoya en cereales, de toda clase, siempre que sean cereales sin grasas. Es bueno ofrecerle vitaminas con agua, para proteger su plumaje y su salud muscular, más que nada si no la vas a dejar salir de la jaula.