Saltar al contenido

Talégalo de Geelvink

Talégalo de Geelvink

Te sorprenderá la proporción de integrantes que conforman la familia megapodius. Pero, algunos no se han investigado bastante, porque viven en zonas de difícil ingreso o muy difíciles de ver. Este es la situación del talégalo Geelvink.

¿Sabes dónde vive el Talégalo de Geelvink?

El megapodius gellvinkianus es una clase de ave galliforme, que pertenece a la familia megapodiidae. Es único de los bosques de las islas Schouten, que están en la vieja bahía de Geelvink (Indonesia), de ahí su nombre.

Anteriormente se consideraba una subespecie de Freycinet talégalus y Reinwardt talégalo, pero con el tiempo se estableció como una clase separada. Por lo general vive en las ubicaciones más profundas de los bosques.

¿Qué aspecto tiene el Talégalo de Geelvink?

Aunque hubo pocos encuentros con integrantes de esta clase, se ha predeterminado que es un ave que mide 36 cm y puede pesar cerca de 500 gramos. La hembra y el macho serían idénticos en fachada, por lo cual la clase no es sexualmente dimórfica.

Las plumas de su cuerpo son completamente negras, con un rápido toque grisáceo. En la región de los ojos no posee plumas, como sucede con el resto de los talégalos, pero como el color de la piel es muy oscuro, es indetectable. Tiene plumas de alas muy largas. Solo cuando están abiertas se puede observar que las plumas primarias son de un color mixto entre marrón y negro.

Del mismo modo que el resto de su cuerpo, las patas y el pico son negruzcos. Por otro lado, se han encontrado algunos ejemplares en los que la punta del pico es de un tono amarillento claro, pero se han considerado subespecies.

Una clase desconocida

El Geelvink talégalo es una clase desconocida. Su dieta seguramente esté compuesta por animales invertebrados que viven en el bosque, pero no se ha comprobado. Tampoco se conoce nada sobre su desarrollo de cortejo o cuándo es la temporada de apareamiento.

La clase está en la actualidad en una situación vulnerable según la UICN. Se cree que hay entre 2500-9999 ejemplares maduros. En los últimos años la clase ha perdido bastante hábitat gracias a la expansión de las localidades y la deforestación para conseguir materias primas. Pero, además de estas secuelas, hubo pocos avistamientos de esta clase, lo que recomienda que la población puede estar reduciéndose considerablemente y la tasa de supervivencia de las crías es muy baja.