Saltar al contenido

Periquito de Edwards

Periquito de Edwards

¿Alguna vez has oído comentar de los Periquito de Edwards? Una clase que bien cierto es que son muy novedosos, pero en poco tiempo han logrado colocarse como uno de los preferidos, ya que son muy sociables.

¿De dónde es esta ave de Periquito de Edwards?

Lo reconocen con el nombre científico de neophema pulchella, y procede de Australia, siendo el resultado de una variación natural del periquito australiano común.

Más allá del gigantesco popularidad que consiguieron, esta ave está más destinada a tenerse como mascota que a su cría, ya que los intentos de hallar que una pareja se reproduzca en la mayoría de las ocasiones acaban teniendo pésimos resultados.

¿Y cómo es esta ave?

Estamos hablando de un ave muy bello. Su tamaño acostumbra oscilar entre los 20 – 23 cm, más o menos igual que el Periquito de Bourke. Exhibe un rápido dimorfismo sexual, ya que los machos tienen una franja roja en el dorso, que las hembras no tienen. Además, las hembras tienen menor color azul en la cabeza. Sin embargo, en numerosas mutaciones de la clase resulta difícil distinguir los sexos, por lo cual hay que usar una prueba de ADN.

Es un periquito muy colorido que en la mayoría de las ocasiones son de un color verde en la mayoría de su cuerpo, salvo en la región de la cara donde tiene una máscara de color azul claro y en las alas, que exhibe el mismo color. En algunas zonas tiene la oportunidad de tener algunas plumas amarillas. Los machos, además, tienen una franja roja en las alas.

Hay muchas mutaciones de este tipo, pero la más recurrente es la mutación lutino, la cual da como resultado a pájaros que son completamente amarillos, pero también se brindaron casos de aves con plumas en tonalidad blanca. La primordial distingue que hay en esta mutación, con el espécimen original, es que el macho como la hembra son del mismo color, y en esta situación hay que recurrir a una prueba de ADN para diferenciarlos.

¿Y cómo es como mascota el Periquito de Edwards ?

Lo primero que hay que cubrir antes de  pensar en tener un ejemplar de Periquito Edwards en tu casa, es que no debe ver con un ave que todo el planeta consigue encontrar que tenga crías. Si se consiguiera que una pareja se reprodujese, la hembra pondría de 4 a 5 huevos y a los 18 días comenzarían a nacer los polluelos, que abandonarían el nido al mes de vida. Su primordialmente virtud es que son increíbles criadores y son monógamos, por lo cual están con la misma pareja toda la vida. Por lo cual se les podría utilizar como nodrizas para otras crías.

Su alimentación se constituye de una mixtura de periquitos recurrente y corriente, a la que se le tiene que añadir algo de fruta, listo de huevo y gravilla, con el propósito de que reciban todos los nutrientes necesarios. Además, se le puede añadir algo de complejo vitamínico en el agua, para el precaución de sus plumas y de su salud.

La jaula debe ser más famosa que alta, aunque lo considerable es tener a este tipo en un aviario. Es de un carácter muy pacífico y no acostumbra tener problemas de convivir con otras aves. Sin embargo, puede enseñar algunos problemas en la época de celo con las aves de su misma clase, habiendo peleas para omitir que otra ave le quite la pareja, así que en este aspecto hay que andarse con muy ojo. Pero, si se tiene algún ave en el aviario que no sean increíbles cuidadores, siempre es bueno cubrir que podrás recurrir a este tipo para asegurar de los pichones.

Entradas Recientes